Quien puede usar la radiofrecuencia y quien no.

La radiofrecuencia facial, contraindicaciones que debes conocer.

Debido a la tecnología que se aplica para este tipo de tratamientos de belleza, usted puede experimentar una breve e intensa sensación de calentamiento de la piel cada vez que la RF es aplicada al tejido. Para evitar tal sensación la mayoría de dispositivos de radiofrecuencia están dotados de un sistema de enfriamiento de la piel o de un spray de refrigeración que posee propiedades criogénicas, estos sistemas protegen a su piel del calor, y hacen que el tratamiento sea más cómodo.

Como la tolerancia al dolor de cada persona varía, es difícil cuantificar  cuan doloroso o incomodo es el tratamiento, remarcar que se trata de un tratamiento libre de anestesia por lo que su dolor es moderado-leve.

Su doctor puede administrarle cremas tópicas o relajantes para evitar un dolor demasiado grande si fuese ese el caso y así reducir al mínimo las molestias.

Como ya hemos comentado en alguno de los  artículos anteriores los efectos secundarios son mínimos, los más frecuentes son hinchazón y ampollas en la zona de aplicación del tratamiento o a su alrededor, que normalmente desaparecen a los pocos días de las sesión.

Una de las más graves complicaciones del tratamiento por energía de radiofrecuencia es la aparición de una depresión en la piel, esto se atribuye al sobrecalentamiento del tejido subyacente, que causa la atrofia de grasa y un apriete excesivo en las fibras de la piel, que le da a la dermis un aspecto hundido en la zona afectase. Este tipo de problemas ocurren muy pocas veces y es inexistente si el doctor es un experto en la materia,  además existen dispositivos que eliminan este riesgo al integrar sistemas de refrigeración de la piel.

radiofrecuencia facial resultados

Este defecto tiene más posibilidades de aparecer si se utiliza el aparato de radiofrecuencia facial de manera incorrecta, por ejemplo aplicando frecuencias por encima de las que indica el fabricante en sus instrucciones, por lo que es extremadamente importante utilizar los aparatos de manera adecuada.

Como se puede ver, los riesgos son muy bajos y casi inexistentes si los comparamos con otros tratamientos como pueden ser los estiramientos de piel, que es un método menos natural y mucho más invasivo.

Quien no es apto para usar este tipo de rejuvenecimiento facial?

Siempre que se trate de una persona sana y sin ningún tipo de enfermedad en la piel, ese individuo es apto para usar este tratamiento.

Las personas con trastornos sensitivos de la piel no son buenos candidatos, porque podría provocar que el paciente notase el dolor de manera extraña durante el proceso de aplicación de la RF, lo que puede provocar un daño potencial en su piel.

Aunque hay evidencias de que este tratamiento no es perjudicial para las mujeres embarazadas se recomienda que estas esperen hasta después de haber dado a luz, antes de empezar con un tratamiento de este tipo.

Donde si que se debe ir con extremo cuidado es en personas que llevan dispositivos eléctricos en su cuerpo, como por ejemplo, marcapasos o implantes de metal en articulaciones, cadera o válvulas cardíacas.

Estas personas tienen terminalmente prohibido realizar cualquier tipo de tratamiento de radiofrecuencia ya que la corriente fluye por el cuerpo y puede alcanzar unos de estos elementos y dejarlos inservibles o calentarlos en exceso si se trata de elemento metálicos.

Como conclusión es importante que antes de embarcarnos en un proceso de rejuvenecimiento consultemos con un experto si somos aptos o no aptos para tal proceso, seguramente existen alternativas que puedas hacer para parecer igualmente joven.

Anuncios